República Argentina

Diseño
Onda 2001®
Copyrigth2002

Oportunidades
Comerciales

Licitaciones

Formosa

Datos Económicos

Cámaras y Consejos

ONG´S

Registro de
Empresas

Registro de
Profesionales

IR A HOME

Diarios

LInks

Contactos

Quiénes Somos

CAPYMEF

ACTA DE LA CANCILLERÍA

-----En la ciudad de Formosa, Capital de la Provincia  homónima, a los 5 días del mes de febrero de 2002, se procede a dejar constancias de  los términos de la reunión mantenida en la fecha, en las dependencias del Consulado Paraguayo en Formosa de la que participó el Consejero José Crescencio QUIJANO de la Cancillería argentina, además del Sr. Cónsul de la República del Paraguay, don Jorge Odilón FERREIRA; Antonio Fabian HRYNIEWICZ, Presidente de la Cámara de Repuesteros, Mecánicos y Afines de Formosa, (CAREMAF); Roque PEREZ AZCONA, Presidente de la Cámara de la Pequeña y Mediana Empresa de Formosa, (CAPYMEF); Adolfo MARTINEZ, Administrador de la Aduana de Formosa; Dr. Rogelio VILLALBA, Asesor Jurídico de la Aduana de Formosa; Reynaldo Esteban RAMÍREZ, ex asesor de la Administración Nacional de Aduanas; Pedro Juan GUGLIELMINO, por el sector de comercio exterior;  Sergio David FRIDMAN, por el sector industrial y el señor Demetrio  AYALA, socio de la CAPYMEF, arribando a  las siguientes conclusiones:

Se considera que las condiciones macro económicas de la Argentina, ofrece hoy especiales condiciones para promover el desarrollo de la región fronteriza, sobre todo para los empresarios locales que hace años vienen soportando las graves consecuencias de los vaivenes del Palacio de Hacienda.

Ahora más que nunca, se puede hablar de reciprocidad comercial con los colegas de la vecina República del Paraguay y a no dudar, que si a través de los organismos oficiales pertinentes, se logra un mínimo de herramientas para agilizar el intercambio, el resultado será sustancialmente positivo para nuestra Nación y sobre todo, para el desarrollo de la región.

La diferencia por el tipo de cambio nos ubica en una posición competitiva inmejorable con respecto a otros países vecinos del Paraguay. Sumado a ésto, se debe considerar que Formosa está situada en un punto geopolítico estratégico del Mercosur y su frontera es colindante con una extensa franja ricamente activa. En la región se encuentran poblaciones estratégicas como Pilar, Alberdi y en especial, la capital de la República, Asunción.

Ambas circunstancias han hecho que en los últimos días comenzara una muy interesante afluencia de ciudadanos paraguayos que vienen a proveerse de mercaderías del lado argentino. Esta novedosa situación implica que están dadas las condiciones para el desarrollo comercial de localidades como Clorinda y Formosa y un tercer punto geográfico  sería Colonia Cano, que además de su potencial económico es interesante por cuestiones estratégicas, ya que se puede aprovechar el momento y la especial coyuntura para lograr su desarrollo definitivo como población.

Para lograr el propósito, el empresario formoseño necesita hoy de un mínimo de cuatro instrumentos básicos, a saber:

 

    1.REGIMEN DE EXCEPCION DE LA I.N.AL..

    2.POSIBILIDAD DE EMITIR CERTIFICADOS DE ORIGEN PARA FORMOSA-CAPITAL.

    3.AGILIDAD Y RECIPROCIDAD EN EL TRANSITO FRONTERIZO.

    4.REGIMEN DE INTEGRACIÓN LABORAL FRONTERIZO.

 

REGIMEN DE EXCEPCIÓN DE LA I.N.AL.: Las mercaderías de industria nacional que adquieren en localidades fronterizas los habitantes del vecino país, gozan de una facilidad aduanera para su exportación al encontrarse amparada en el Régimen Simplificado de Exportación, dotando de un ágil sistema para la venta al extranjero. Sin embargo, la situación se complica cuando se trata de alimentos para consumo humano, pues rige para dicho rubro la Disposición Nº 4377/01 de la ANMAT, que obliga a solicitar vía fax un número de autorización a la INAL en Buenos Aires, que además de una injustificada demora y un costo de $30.00 aproximadamente por operación, implica una traba inexplicable ya que los alimentos envasados son previamente sometidos a aprobación por dicho organismo y cuenta impreso en el envase el número correspondiente. Es por ello, que el trámite es repetitivo y no tiene ninguna finalidad práctica por cuanto no se efectúa un control o análisis físico del producto, más que el efectuado por el personal de aduanas. Esta circunstancia, inhibe al comprador extranjero a formalizar sus operaciones en el circuito legal por las trabas, demoras y costos, fomentando así las operaciones de Contrabando con el grave perjuicio que esta modalidad ocasiona a todos los sectores del motor económico de la Nación, con la gran pérdida de divisas que dicha práctica implica.

Por ello, existe la convicción que derogar la norma aludida u otorgar un Régimen de Excepción a la región fronteriza, redundará en un mayor beneficio al fisco, mejor control por parte de las autoridades competentes y mejor posición del comercio local ante las ventajas evidentes que brindan los países que como Brasil, pretenden, (y hasta ahora lo logran), captar a la clientela paraguaya. Por otra parte y mientras se tramita la derogación de la norma cuestionada, se propone continuar con la aplicación del Artículo 3º de la Resolución Nº1946/93, de la A.N.A.,  tal como fuera propuesto mediante nota del 11/10/01 por la CAPYMEF al INAL, la que a la fecha no fue contestada.

 

CERTIFICADO DE ORIGEN: Este es otro instrumento fundamental para agilizar las operaciones de exportación. La CAME a instancias de la CAPYMEF, creó en su ámbito una oficina de comercio exterior, que actúa por delegación del Ministerio de Relaciones Exteriores, para la habilitación de plazas autorizadas a extender Certificados de Origen. Resultaron  beneficiarias las localidades de La Plata y Clorinda. Inexplicablemente, Formosa que a través de la gestión de CAPYMEF impulsó el trámite, aún no cuenta con dicha invaluable herramienta. Esto significa, que el exportador local deba trasladarse a 240 km. ida y vuelta o a Buenos Aires, para gestionar dicho documento. Por ello, se solicita que la Organismos Públicos competentes se intercedan ante la Chancillería argentina,  a fin de agilizar el trámite iniciado oportunamente y se designe a la CAPYMEF como entidad autorizada a emitir Certificados de Origen, bajo los recaudos legales en vigencia.

AGILIDAD Y RECIPROCIDAD EN EL TRAFICO FRONTERIZO: En localidades de frontera es habitual el intercambio de productos primarios, cuya variedad e intensidad fluctúan de acuerdo a la época del año. Es tradicional, por ejemplo en el caso de Formosa, ver a campesinos paraguayos, traer desde sus chacras y ofertar, verduras, frutas y alguna que otra elaboración artesanal, como la miel de caña o el dulce de maní. Generalmente, dicha operatoria no es de gran monto y su influencia, escasamente trasciende los límites barriales. Por el contrario, el rédito obtenido en su gran mayoría queda en el comercio local, pues es en ellos donde adquieren los elementos necesarios para sus cultivos además de productos alimenticios y otros enseres. Resumiendo, dicha actividad genera siempre un impacto positivo para el comercio local. Pero ocurre que como en Formosa no hay inspectores del SENASA para controlar dicha mercadería, la Aduana, aplicando normas vigentes, no permite su ingreso al territorio nacional. Ello obliga a que estos agricultores se dediquen a ingresar por otros medios, (Contrabando), y otro tipo de mercadería, como ser cigarrillos, ropas e incluso, drogas peligrosas como la cocaína y la marihuana. Y esto sí que causa no solo un efecto negativo sobre el comercio  local sino también nacional poniendo además en riesgo cierto la salud de la población con respecto a las drogas. La solución está  en destinar un funcionario del área en el puerto local o como se hacía antiguamente, nombrar un inspector bromatológico de frontera actuando por delegación un personal de Salud Pública de la Nación de la Delegación local o por convenio con el Ministerio de Desarrollo Humano de la Provincia. Por otra parte, también resultará interesante que se amplíe la franquicia para el Tráfico Vecinal Fronterizo a importes históricos y así desalentar el ingreso o egreso de mercaderías sin contralor alguno.

REGIMEN DE INTEGRACION LABORAL FRONTERIZO: El momento económico singular que vive la región crea situaciones también particulares que deben ser resueltas teniendo en cuenta los intereses de ambas naciones. Por ejemplo, en la República del Paraguay, se estaría radicando una hilandería. El problema es que dicho país no cuenta con la mano de obra capacitada para tal menester, la que sí tenemos nosotros y desocupada. Sería muy interesante, que se lograra a través de la Dirección General de Migraciones un convenio de Reciprocidad de Integración  Laboral específico para frontera, que permita que cualquier trabajador en relación de dependencia pueda trabajar  indistintamente en ambos países efectuando los aportes de ley y al amparo de un documento único específico para zona de frontera, a planificar y emitir de común acuerdo. De esta manera se lograría desalentar el empleo ilegal de mano de obra y redundaría en el beneficio de que ambas Naciones tendrían un adecuado control sobre quienes transitan por sus territorios. Por su parte, los empresarios contarían con la mano de obra menester sin necesidad de buscarla en localidades alejadas con el costo enorme que ello significa y la mayoría de las veces difícil de conseguir por el rechazo a la ubicación geográfica y los factores climáticos imperantes en la región.

Por lo expuesto, se concluye que con pocas herramientas es factible comenzar a promover el desarrollo regional, que si bien el punto de partida es local, su influencia alcanza a toda la región. La provincia de Formosa y particularmente su ciudad Capital, ha sido históricamente postergada en cuánto a planes y proyectos económicos regionales se refiere. Siempre hemos visto pasar los mismos y el beneficio de éstos, pero nunca fuimos protagonistas. Hoy, no solo pretendemos ser actores sino ser generadores de emprendimientos regionales sustentables y coherentes. Por su parte, la Administración Pública debe entender de una buena vez, que los recursos se conciben produciendo y vendiendo. Los mecanismos de control del Estado deben ser modernos, ágiles y efectivos, sin superponer normativas ni burocratizar los trámites más allá de lo necesario. Ser empresario hoy día, supone una predisposición al riesgo muy particular. Pero serlo en ciudades de frontera implica una actitud casi heroica, pues la desprotección llega a límites increíbles. No obstante, estamos dispuestos a la labor nada fácil, por cierto, de recuperar mercados perdidos por la falta de visión del centralismo administrador, pero son necesarios estos instrumentos básicos para comenzar.

En este escrito se ha pretendido dar un mínimo panorama de las cuestiones elementales y más urgentes a resolver. Por supuesto que los problemas pendientes son más y de variada complejidad, pero con estos exiguos recursos que aquí se plantean, sabemos que comenzaremos a marchar.

Para constancia de lo expuesto, los mencionados más arriba firman al pie para constancia de conformidad, en el lugar y fecha antes indicados.-  -  -  -  -  -  -  -  -  -  -  -  -  -  -  -  -  -  -  -  -  -  - -

 

ROQUE PEREZ AZCONA                    ANTONIO FABIAN HRYNIEWICZ                                SERGIO DAVID FRIDMAN
            CAPYMEF                                            CAREMAF                                                               INDUSTRIAL
             Presidente                                           Presidente

 

JORGE ODILION FERREIRA                            ADOLFO MARTINEZ                                             ROGELIO VILLALBA
                CÓNSUL                                           ADMINISTRADOR                                                 ASESOR  JURÍDICO
República del Paraguay                                 Aduana de Formosa                                                 Aduana de Formosa

 

JOSE CRESCENCIO QUIJANO                                                                                                         DEMETRIO AYALA
Consejero Chancillería Argentina                                                                                                            CAPYMEF

 

PEDRO JUAN GUGLIELMINO                                                                                        REYNALDO ESTEBAN RAMÍREZ                                                                                                   Empresario Comercio Exterior                                                                                        Ex Asesor Adm. Nac. de Aduanas